“Limeño ganó segundo concurso de pintura del Banco de Crédito” – El Comercio. Abril, 1995

El Comercio | Lima, sábado 8 de abril de 1995 | CULTURA

 

Limeño ganó segundo concurso de pintura del Banco de Crédito

Por: Elvira de Galvez

Por segundo año consecutivo el Banco de Crédito ha convocado a un concurso de pintura entre los recién egresados de las escuelas e institutos de bellas artes del país. En total llegaron a la competencia 87 pinturas de trece escuelas. El primer y segundo premio y una mención honrosa fueron para tres limeños y las tres restantes menciones honrosas para provincias.

La agresiva pintura de gran formato de Walter Carbonell, de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes, captó la atención del jurado y le valió ser elegido como ganador del concurso ‘Nuevos Artistas 1995’. el segundo premio fue para Rodolfo Espinosa de la facultad de arte de la Universidad Católica. Carbonell recibirá mil quinientos dólares y Espinosa mil.

Las menciones honrosas fueron para Wilder Lalupu Flores y Emiliano Ponciano Vargas de la Escuela Superior de Bellas Artes Macedonio de la Torre de Trujillo, Moisés Quintana Flores de la facultad de arte de la Católica y Víctor Angel Zúñiga Aedo de la Escuela Superior Autónoma de Bellas Artes Diego Quispe Tito de Cusco.

Además de las escuelas mencionadas, participaron las de Piura, Bagua, Iquitos, Ica, Arequipa, Puno, Juliaca y Tacna.

 

EL BENEFICIO DE LAS BIENALES

Al solicitar a Alfonso Castrillón uno de los miembros del jurado, su opinión sobre el conjunto presentado dijo “Es una selección interesante, desde el punto de vista de las formas y las tendencias que hay, donde se ve el oficio, técnica e información de lo que está pasando en el mundo. Significa que, por ejemplo, ha servido la bienal de Trujillo, por que ha llevado nuevas corrientes y los chicos efectivamente se han empapado de las nuevas tendencias. En Arequipa lo mismo, así que yo creo que esos son los beneficios de tener bienales en el país.

En cuanto al ganador, Castrillón encontró “muy interesante su trabajo, está dentro del postmoderno, con una figura muy agresiva, se impone por su modo de pinar, me parece que está muy bien.”

 

LAS NUEVAS TENDENCIAS

Luis Eduardo Wuffarden, otro de los jurados opinó que “Es una muestra bastante amplia de las tendencias que se están viendo ahora en las escuelas de arte de todo el país, y lamentablemente tenía que hacer una selección, porque en general hay un nivel aceptable. Se ve la influencia internacional de la pintura postmoderna, sobre todo en Lima.”

Sobre la obra del ganador dijo “Es una pintura bastante fresca, con una carga de humor interesante y con un cierto interés conceptual, el uso de los signos, de las señales, y el tratamiento pictórico, que es más bien expresionista.”

 

PONIENDO PUNTO FINAL A LA DEPENDENCIA

“A mí el concurso me parece que es importante y sumamente instructivo —dijo Jorge Villacorta, también jurado— porque enfrentamos no obras de artistas que están en el ámbito profesional, sino obras que los estudiantes han realizado durante su último año de la escuela. Un lapso interesante, porque aunque están dejando de ser estudiantes y ganando su independencia, de todas maneras es ya importante vislumbrar un cierto sentido de coherencia en su obra.”

Y con respecto al artista ganador, dijo “es un cuadro que es una imagen muy fuerte y corresponde muy precisamente a lo que se percibe como la Lima de los noventas. Pintor que toma una paleta que es muy limeña, son colores grises, ocres, en todo caso parcos. El cuadro ganador, que tiene connotaciones sexuales fuertes, es agresivo y de alguna manera refleja lo que uno percibe en el roce de la vida diaria. Es muy actual.”

 

UNA PARTICIPACION MAYOR

Luis Nieri, del Banco de Crédito, está muy satisfecho con el resultado del concurso. “Este año hemos tenido una participación mayor de obras y de escuelas. Tenemos la ilusión de que esto sea un punto de partida para que vaya mejorando en el futuro. Lo que debería hacerse, a nuestro criterio, es visitar a Bagua, a Ayacucho…Sería interesante establecer un mecanismo de manera que la Universidad Católica o la Escuela Nacional de Bellas Artes pueda poner al día a los de provincias.

Top