La trama de la trampa

Segunda exposición individual
Galería Cecilia González, 1997

“Recoger el deseo de alguien escondido y convertirlo en un monumento para que todos lo vean… abrir las ventanas al exterior que es interior pero más grande…”

Como mucha gente, Fito Espinosa abrió las ventanas de su interior, se asomó y vio con lástima su realidad. Un mundo en el que lo importante no es precisamente lo mejor. Fito cerró sus ventanas y prefirió ver siempre hacia adentro, hacia un espacio en el que no hay mayor lugar que para su crecimiento personal. En base a esa introspección, el artista presenta una colección de pinturas bajo el título “La trama de la trampa”. Animales, seres marginados y objetos desplazados son los protagonistas de sus obras de una carga que además de mágica y onírica, apuntan hacia nuestra reflexión como verdaderos seres humanos.

Diario Gestión, 1997

Fito Espinosa

LA-TRAMA-DE-LA-TRAMPA-simbolo
Top