“Instrucciones para soñar” – El Comercio. Mayo, 2002

El Comercio | Jueves, 30 de mayo del 2002

 

INAGURACIÓN Malaespina

Instrucciones para soñar

por Marcela Robles

La exposición de Fito Espinosa se puede ver desde hoy en la Galería Forum. Extraterrestres abstenerse hasta el 17 de junio, en que se pueden llevar al pintor donde quieran.

Sabe perfectamente quién es y no hace esfuerzos por disimularlo. Detrás de su aire de inventor distraído se esconde efectivamente el creador de un mundo plástico, poético y musical que se puede ver (y escuchar) en la galería Forum de Miraflores.

El personaje central de esta historia es Malaespina, un sujeto creado por Fito Espinosa, que “creía ser el único de su tipo, una suerte de eslabón perdido que algún día nublado cayó en el planeta indebido sin más equipaje que una espina en la cabeza y sin ninguna instrucción al respecto”.

La muestra está compuesta por un conjunto de 24 cuadros en técnica mixta (básicamente acrílico) de gran y pequeño formato, y una instalación escultórica de poliestireno: una nave espacial trabajada conjuntamente con Haroldo Higa. Un vehículo interestelar que promete transportarnos a ese lugar en el que todos quisiéramos refugiarnos varias veces al día.

El catálogo que presenta la exposición constituye un objeto de arte en sí mismo (Chak/Cherman). Incluye un CD con canciones compuestas e interpretadas (música y letra) por el mismo sujeto de doble personalidad: Malaespina/Espinosa. También se pueden encontrar allí reproducciones de sus cuadros, viñetas, versos y un cancionero: “En este catálogo hay mucha información. No Solamente es una propuesta pictórica basada en sensaciones, vivencias, sino que es un trabajo coherente que incluye música, texto, escultura, dibujo, pintura. Hablo como si fuera otro. Otro que yo he creado. Eso me permite decir más cosas, cantar lo que me da la gana o querer irme de la tierra y que los ovnis me recojan. Probablemente de aquí a un tiempo ya no sea Fito y me convierta del todo en Malaespina”.

Según el pintor, estamos demasiado inmersos en la vida como para darnos cuenta de ella. “Como los peces yo vivo en ti y no sé nada de ti / porque nací sumergido / si un día me ahogo / al despertar te podré reconocer / como el pez reconoce fuera del mar / el mar”.

En la galería (y en el catálogo), encontramos todo tipo de instrucciones para esconder el vacío, posiciones correctas para buscar el sueño, o la pequeña muerte. “La noche es un poco menos exigente que el día, menos dura que la luz… Soñar es irte en un rato de la vida para poder regresar”.

Como dice Malaespina, Espinosa ha hecho en esta ocasión lo que le ha dado la gana y ha estirado las piernas. Sacó de su equipaje lo que viene cargando desde hace no sé cuántos años y lo ha puesto a disposición para que podamos volar con él.

“Es un trabajo que tiene mucho de mística, porque la nave simboliza el deseo de salir, de que venga un ovni y te saque, para poder tomar conciencia del mundo. Es un rollo muy contemporáneo al decir: yo creo en algo más, en algo trascendente que está fuera de este mundo”.

 

Doble personalidad: Fito Espinosa ha inventado a Malaespina para que lo represente en esta encrucijada en la que canta, escribe, dibuja y pinta.

Top